SILLÓN DE OREJAS. Aristócrata

UFEL PL1Me lo he pasado la mar de bien leyendo en una tarde prenavideña de tranquilidad, sillón de orejas y copa de oporto (Niepoort: ay, se me acabó la botella) el breve ensayo de Gregor von Rezzori Un forastero en Lolitalandia, que acaba de publicar Reino de Redonda con prólogo de Zadie Smith. Von Rezzori (1914-1998) compartía con Nabokov (1899- 1977) algunas cosas: ambos eran aristócratas arrancados de sus raíces por la guerra y la revolución, ambos eran políglotas capaces de escribir en varias lenguas y los dos estaban dotados de especial ojo para el detalle y talante para la ironía. Rezzori, además de un estupendo escritor, fue actor (especialmente apreciado por Louis Malle, que le dio papel, entre otras, en la estupenda Vida privada (1962). El ensayo, una treintena de sugerentes páginas, rehace el viaje por América de Humbert Humbert y su nínfula (“la historia de amor más convincente del siglo”), sumergiéndose de paso en la recreación de su propia imagen de Estados Unidos, adquirida cuando aún era un niño y muchos europeos aún veían en el país transatlántico “la promesa de un futuro brillante”. El texto, que fue publicado por la revista Esquire en 1987, es una auténtica delicia. Y el (último) oporto me supo a gloria.

MANUEL RODRÍGUEZ RIVERO

El País, Babelia, 29 de diciembre de 2012