Lección pasada de moda

Javier Marías, por César Pérez Gracia

En Lección pasada de moda, Javier Marías recopila sus artículos sobre el uso cerril del idioma. Casi podría asegurar­se que, salvo raras excepciones, se hace un uso penoso o lamentable de lenguaje, sobre todo, en su uso público, que es el que vulnera e intoxica más a las personas. Hace un siglo, todavía existían islotes rurales donde se usaba un léxico precioso,  pero me temo que eso ha pasado a la historia.

Para más inri, el nuevo académico Javier Marías, discrepa de las normas ortográficas de la Academia. De modo, que la plaga o peste del mal uso del idioma, va por barrios. Barrios doctos y barrios chungos. Un buen ejemplo es el nombre del emirato Qatar, que deviene en Catar, quizá para promocionar el Rioja en Kuwait y limítrofes. En el reciente volumen Ni se les ocurra disparar,  trata de un asunto nada banal. “El país que perdió el humor”. En su día, Juan Benet propugnó una Fe­deración española de Golpes de Estado. Humor negro de altísima calidad. Hay alianzas léxicas muy chuscas, dignas del Vocabulario de ideas cerriles de Flaubert.

Democracia cristiana o pensa­miento navarro, son ejemplos clá­sicos de oxímoron. Se diría, si ha­cemos caso a Javier Marías, que hemos per­dido la sal de la vida, el humor, la gracia, la zumba. Quienes soste­nían hasta hace cuatro días, confundiendo opulencia con somno­lencia, prosperidad con iniquidad, cultura sofisticada con cul­tura subvencionada, que España era la California de Europa, deberán corregir el tiro cuanto antes, no vaya a suceder que les salga por la culata, que hagamos la ri­sa, allá donde todavía distinguen de tan refinadas materias.

CÉSAR PÉREZ GRACIA

Heraldo, 16 de febrero de 2012