Mejor libro de 2011: Los enamoramientos, de Marías

Foto. Danilo De Marco

Vídeo

Javier Marías desvela en este vídeo parte del proceso de creación de su novela Los enamoramientos (Alfaguara), elegida, por Babelia, como el mejor libro de 2011. La elección es el resultado de una encuesta con 57 críticos y colaboradores de la revista cultural de EL PAÍS. La edición anual y especial de Babelia con los mejores libros del año y los cinco más destacados en ocho géneros y categorías saldrá mañana, y no el sábado como es habitual, debido a las fiestas navideñas. Tras Los enamoramientos, las obras más votadas son:

2- Libertad, de Jonathan Franzen (Salamandra)
3- Némesis, de Philip Roth (Mondadori)
4- El mapa y el territorio, de Michel Houellebecq (Anagrama)
5- El ruido de las cosas al caer, de Juan Gabriel Vásquez (Alfaguara)
6- Caligrafía de los sueños, de Juan Marsé (Lumen)
7- La obsolescencia del hombre, de Günther Anders (Pre-Textos)
8- Historia de la literatura española 7. Derrota y restitución de la modernidad (1939-2010), de Jordi Gracia y José Domingo Ródenas. Coordinación de José-Carlos Mainer (Crítica)
9- La gruta de las palabras, de Vladimir Holan (Galaxia Gutenberg/Círculo de Lectores)
10- Deshielo a mediodía, de Tomas Tranströmer (Nórdica Libros)

Seis novelas, dos ensayos y dos poemarios. La lista completa y lo que votó cada uno de los críticos la publicaré mañana en este mismo blog, como complemento a la edición impresa de Babelia que tendrá un artículo sobre cada uno de los diez libros más votados (por ejemplo, de Los enamoramientos escribe Eduardo Mendoza), la lista de los 25 títulos con más puntuación y un análisis del resultado.

Como adelanto, la entrevista en vídeo que he realizado al gran escritor español y académico Javier Marías (Madrid, 1951). Desde su casa madrileña, el autor lee el comienzo y algunos fragmentos de la novela ganadora, da claves sobre la concepción del libro, como el tratamiento de la voz femenina que narra la historia, y hace balance de los 40 años de su trayectoria literaria iniciada con la publicación de la novela Los dominios del lobo (1971). El autor madrileño también confiesa su inseguridad y su estado dubitativo constante ante cada nueva escritura. Incluso ha llegado a dos conclusiones: “Cuanto más ha escrito uno, más difícil resulta escribir y cuanto más ha escrito uno, menos claro tiene el juicio sobre lo que hace”.

En Los enamoramientos, Marías utiliza por primera vez una voz femenina para narrar una novela, que al final resulta ser una especie de prima de sus anteriores narradores masculinos, según sus propias palabras. En cuanto al proceso de creación general, el autor de obras como Tu rostro mañana, Corazón tan blanco, Cuando fui mortal y Mañana en la batalla piensa en mí, dice que hay dos tipos de escritores: los que escriben con mapa, es decir con todo planificado, y los que lo hacen con brújula, como él, con apenas una idea sobre la cual va cambiando e improvisando cosas porque de lo contrario sería “un mero ejercicio de redacción y hay que darle una sorpresa a la novela”. Si supiera toda la historia de antemano probablemente no la escribiría, quiero que sea una cosa viva.

WINSTON MANRIQUE SABOGAL

El País (Blog Papeles perdidos), 22 de diciembre de 2011

Anuncios

“Cuando no hubo ministerio de Cultura, fue durante la dictadura”

El escritor opina que la decisión supone una especie de guiño a esa postura de que la cultura es algo secundario, cuando no un estorbo

Javier Marías ha sido crítico con la decisión de suprimir el ministerio de Cultura, que se integra en el de Educación y Deporte, y ha asegurado que justamente cuando no hubo ministerio fue durante la dictadura de Franco.

“Si España fuera un país medio normal quizá no haría falta un Ministerio de Cultura”, ha señalado el autor de Todas las almas, pero su supresión seguro que no la van a seguir las autonomías.

“Por ello, habrá 17 ministerios que casi seguro serán a cada cual más interesado, amiguista, más corrupto y aldeano, y no habrá un ministerio que represente la política cultural del Estado español”, ha añadido.

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha anunciado su nuevo gabinete en La Moncloa, en el que desaparece Cultura como ministerio independiente y se integra en la cartera de Educación, Cultura y Deporte, con José Ignacio Wert al frente.

Marías recuerda que durante el franquismo no hubo ministerio: “Todos sabemos que a Franco la cultura no sólo le era indiferente, sino que más bien tenía hostilidad contra ella”, ha subrayado el autor de Corazón tan blanco, para quien la decisión supone una especie de guiño a esa postura de que la cultura es algo secundario, cuando no un estorbo.

La Vanguardia/EFE, 21 de diciembre de 2012

El Semanario

Presidente, un ministro por favor

Otros nombres, como … el escritor Javier Marías abundan en estos temores o antipatías al nacionalismo cultural. Esta es la postura del autor de Los enamoramientos: “El Ministerio de Cultura es una de esas cosas más bien inútiles que es mejor que existan que que no. Si España fuera un país normal no sería necesario. Como no lo es, me temo que su desaparición, teniendo en cuenta que las autonomías no iban a seguir su ejemplo eliminando consejerías, supondría que habría 17 pequeños ministerios a cual más aldeano, amiguista y corrupto. No es muy útil, insisto, pero es mejor que exista y que no sea degradado a secretaría de Estado”.

BORJA HERMOSO

El País, 18 de diciembre de 2011