Reino de Redonda: Amour Dure de Vernon Lee


AMOUR DURE
Vernon Lee

Presentación de Javier Marías
Nota previa, traducción y edición de Antonio Iriarte

«Su verdadero nombre era Violet Paget, y aunque de nacionalidad y expresión inglesas, no visitó Londres hasta los veinticinco años. Llevaba trajes sastre, a veces corbata, a veces un sombrero flexible de fieltro, gafas que suavizaban sus encendidos ojos verdigrises. Su labio inferior y su dentadura eran protuberantes, su nariz desagradecida: se dijo que poseía «una fealdad barroca». Su charla era deslumbrante, su ingenio cáustico y su cantidad de argumentos en las discusiones tan excesiva que a veces acababa por contradecirse. Sus numerosos y originales estudios de estética han quedado algo anticuados y sus novelas nunca fueron muy buenas, pero sus libros sobre «el espíritu de los lugares» y sobre todo sus relatos de fantasmas o sobrenaturales la acercan a la maestría de Isak Dinesen.»

De la Presentación de JAVIER MARÍAS

«Lo sobrenatural, si es que ha de suscitar esas sensaciones, terribles para nuestros antepasados y terribles aunque deliciosas para nosotros, su escéptica posteridad, debe necesariamente -y salvo contadas excepciones- permanecer envuelto en el misterio. El Pasado más o menos remoto, del que la distancia acaba por borrar limpiamente la prosa: ese es el lugar del que tenemos que traer a nuestros fantasmas. De hecho, nosotros mismos, gentes educadas de los tiempos modernos, no vivimos sino en las fronteras del Pasado, en casas con vistas a los vergeles de los trovadores y a los patios porticados de los griegos; y una legión de fantasmas, muy imprecisos y cambiantes, van y vienen perpetuamente, trayendo y llevando para nosotros, del Pasado al Presente.»

Del Prefacio de VERNON LEE

Vernon Lee según sus contemporáneos:

«Vernon Lee es una de las mentes más brillantes que conozco» Henry James

«Me quito el sombrero ante su intelectualismo cosmopolita, y la saludo como a la británica más noble de todos» George Bernard Shaw

«La conversación de Vernon Lee no tiene casi igual entre las mujeres» Edith Wharton

«¡Qué figura! Edith Wharton la admiraba, pero apenas sabía cómo tratarla. Era imposible controlar o civilizar a Vernon Lee» Percy Lubbock

«Vernon Lee tuvo como pocos el genio de descubrir el ritmo secreto de un paisaje, de una época, de una obra de arte» Mario Praz

Más información sobre Amour Dure
Crítica, Crítica, Crítica
Distribuye ÍTACA

Anuncio publicitario