Reino de Redonda: El espejo del mar. Recuerdos e impresiones de Joseph Conrad

EL ESPEJO DEL MAR
Recuerdos e impresiones

Joseph Conrad

Prólogo de Juan Benet
Nota sobre el texto de Javier Marías
Nueva traducción de Javier Marías

Józef Teodor Konrad Korzeniowski, más conocido por su pseudónimo Joseph Conrad, novelista polaco nacionalizado inglés que escribió en esta última lengua, está considerado como uno de los más grandes novelistas de la historia. El espejo del mar recoge sus recuerdos de su vida de marino, que abandonó justamente para dedicarse a la literatura.

«He intentado aquí poner al descubierto, con la falta de reserva de una confesión de última hora, los términos de mi relación con el mar, que habiéndose iniciado misteriosamente, como cualquiera de las grandes pasiones que los dioses inescrutables envían a los mortales, se mantuvo irracional e invencible, sobreviviendo a la prueba de la desilusión, desafiando al desencanto que acecha diariamente a una vida agotadora; se mantuvo preñada de las delicias del amor y de la angustia del amor, afrontándolas con lúcido júbilo, sin amargura y sin quejas, desde el primer hasta el último momento […] Este libro escrito con absoluta sinceridad no oculta nada… a no ser la mera presencia corpórea del escritor. En estas páginas hago una confesión completa, no de mis pecados, sino de mis emociones. Es el mejor homenaje que mi piedad puede rendir a los configuradores últimos de mi carácter, de mis convicciones, y en cierto sentido de mi destino: al mar imperecedero, a los barcos que ya no existen y a los hombres sencillos cuyo tiempo ya ha pasado.»

JOSEPH CONRAD

«En El espejo del mar no hay una sola página de estilo menor, no hay un solo personaje o frase de reputación dudosa, nadie viene de fuera con voz propia. Todo el libro es Conrad cien por cien, y, además, el mejor Conrad, el que sabía dibujar un hecho del mar con la más perfecta forma literaria, y el que sabía ilustrar un acontecimiento narrativo con la más acertada imagen marinera.»

JUAN BENET

«Las razones por las que alguien puede volver a traducir el libro que más trabajo le dio en su vida y le supuso más dificultades -pero quizá también más íntimos orgullo y satisfacción- son de variada índole, y una de ellas será sin duda el inalterado e inconmovible entusiasmo del traductor por dicho libro.»

JAVIER MARÍAS

Más información sobre El espejo del mar
Críticas
JOSEPH CONRAD
Distribuye ÍTACA

Anuncio publicitario