El escritor opina que la decisión supone una especie de guiño a esa postura de que la cultura es algo secundario, cuando no un estorbo

Javier Marías ha sido crítico con la decisión de suprimir el ministerio de Cultura, que se integra en el de Educación y Deporte, y ha asegurado que justamente cuando no hubo ministerio fue durante la dictadura de Franco.

“Si España fuera un país medio normal quizá no haría falta un Ministerio de Cultura”, ha señalado el autor de Todas las almas, pero su supresión seguro que no la van a seguir las autonomías.

“Por ello, habrá 17 ministerios que casi seguro serán a cada cual más interesado, amiguista, más corrupto y aldeano, y no habrá un ministerio que represente la política cultural del Estado español”, ha añadido.

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha anunciado su nuevo gabinete en La Moncloa, en el que desaparece Cultura como ministerio independiente y se integra en la cartera de Educación, Cultura y Deporte, con José Ignacio Wert al frente.

Marías recuerda que durante el franquismo no hubo ministerio: “Todos sabemos que a Franco la cultura no sólo le era indiferente, sino que más bien tenía hostilidad contra ella”, ha subrayado el autor de Corazón tan blanco, para quien la decisión supone una especie de guiño a esa postura de que la cultura es algo secundario, cuando no un estorbo.

La Vanguardia/EFE, 21 de diciembre de 2012

El Semanario

Presidente, un ministro por favor

Otros nombres, como … el escritor Javier Marías abundan en estos temores o antipatías al nacionalismo cultural. Esta es la postura del autor de Los enamoramientos: “El Ministerio de Cultura es una de esas cosas más bien inútiles que es mejor que existan que que no. Si España fuera un país normal no sería necesario. Como no lo es, me temo que su desaparición, teniendo en cuenta que las autonomías no iban a seguir su ejemplo eliminando consejerías, supondría que habría 17 pequeños ministerios a cual más aldeano, amiguista y corrupto. No es muy útil, insisto, pero es mejor que exista y que no sea degradado a secretaría de Estado”.

BORJA HERMOSO

El País, 18 de diciembre de 2011

About these ads