Javier Marías y “Tu rostro mañana”: la elegancia del cosmopolita culto


Javier Marías escribió una novela eterna, para la historia

Las novelas decimonónicas trataban de explicar el mundo de la época, o por lo menos, un mundo personal: la visión del escritor sobre su drama contemporáneo. En estas historias, largas y densas, donde circulaban personajes detalladamente definidos y repletos de matices —símbolos de las complejidades y contradicciones del ser humano—, plagadas de acciones a través de las cuáles se observaba las consecuencias de la traición, el amor y el crimen, el lector podía sumergirse en las aguas profundas de la “verdad literaria”, y allí mismo, en compañía de un libro, intentar interpretar la suya.

Es la literatura como viaje, tanto estético como filosófico, lo que Javier Marías realizó en su obra maestra Tu rostro mañana. La novela, de 1.600 páginas, editada actualmente en un solo volumen y dividida en tres partes, explora todo lo que nos interesa o nos preocupa; lo que nos conmueve o inquieta; aquello que los hombres y mujeres, a lo largo de la historia, han perseguido con éxito o fracaso; los secretos más ocultos de nuestras efímeras existencias.

A pesar de la extensión y al contrario de lo que sucede en las novelas decimonónicas, en la novela de Marías no pasan demasiadas cosas. Sin embargo, puede que los pocos acontecimientos que ocurren, expliquen prácticamente todo lo que sucede en el mundo. Jacobo Deza, el protagonista, es reclutado por el servicio de inteligencia británico, el MI6, debido a sus cualidades como intérprete de vidas y avalado por un don de la Universidad de Oxford, el profesor Peter Wheeler. Desde entonces, Jacobo se encuentra con distintos personajes, algunos pertenecientes a la organización, que le provocan sentimientos de los que florecen todo tipo de especulaciones sobre “la tragedia humana”. En las numerosas charlas que mantiene con ellos, el protagonista cuestiona el mecanismo irracional, aceptado por todos, que mueve al hombre.

Ambientada en Londres, con algunos momentos en Madrid, la novela mezcla todo tipo de géneros e influencias convirtiéndose en una original historia de espías (John le Carré), donde el fondo de los asuntos y el cómo se cuenta la historia, (Proust) trasciende el contexto de la narración.

De una acción a otra, a lo largo de la novela, Deza realiza profundas reflexiones que ocupan un gran número de páginas, así como también largos monólogos interiores donde analiza la relación que mantiene con las personas importantes en su vida, y aquello que le desconcierta de la sociedad en la que vive.

Javier Marías es uno de los grandes novelistas españoles contemporáneos; un extraordinario escritor europeo, alabado por la crítica literaria internacional, que escribe con mucha elegancia y brillantez. La prosa musical y en ocasiones perturbadora desarrollada en Tu rostro mañana, provoca un enorme placer en un lector sorprendido por el impacto emocional de la trama; aunque el autor muestra todo su potencial intelectual, dominio de distintos idiomas, y conocimientos sobre historia y literatura, mantiene la frescura y la accesibilidad en su estilo.

XABIER FOLE

La Opinión (California), 15 de junio de 2011

About these ads