Fallecimiento de Odón Alonso

Odón Alonso y su mujer Gloria Franco en el ingreso en la RAE de su sobrino Javier Marías

Muere a los 86 años Odón Alonso

Tenía Odón Alonso (1925-2011) un porte señorial en el andar, elegancia sobre el podio y un gesto de gran elocuencia ante la orquesta. Durante muchos años fue una referencia inexcusable en el mundo musical español, especialmente mientras fue titular de la Orquesta Sinfónica de Radiotelevisión Española (1968-1984) compartiendo el puesto con Enrique García Asensio. En ese periodo, del que quedan numerosos testimonios en los archivos de RNE y TVE, reafirmó su condición de director minucioso, de cuidada expresividad, acento amable y de intereses musicales poco habituales. A la curiosidad personal se unía el acicate de su cercanía familiar con el crítico Enrique Franco, lo que fomentó que se prodigara en repertorios de lo más heterogéneo desde el barroco, que había tenido ocasión de practicar junto a la Orquesta Solistas de Madrid, a la que dirigió en 1953, al repertorio más actual. Así fue como Odón Alonso se distinguió con personalidad en una España todavía escasa en lo musical y demasiado estrecha de miras tanto en sus propósitos creadores como en los interpretativos. Su presencia regular tenía, además, el atractivo de una musicalidad de buena ley que alcanzaba cotas realmente admirables en los días de inspiración.

Servicio público

Obviamente, aunque preocupado por la fidelidad interpretativa, no fue Odón Alonso un director vinculado al sentir historicista. Sus versiones surgieron en una época en la que todavía La pasión según San Mateo o las Vísperas de Monteverdi podían servirse con gran despliegue sinfónico. En paralelo, Alonso fue intérprete de obras emblemáticas como los Gurrelieder de Schoenberg o la Sinfonía Turangalila de Messiaen cuya versión fue especialmente alabada por el propio compositor que la incluyó entre sus interpretaciones de referencia. Pero con todo lo amplio y diverso que llegó a ser su repertorio, fue la cercanía a la música española lo que le convirtió en un director fundamental, especialmente en lo que se refiere a la interpretación de la llamada música contemporánea, acumulando un número sobresaliente de estrenos que hicieron bueno el propósito de servicio público que dio forma a la Orquesta de RTVE.

Odón Alonso había nacido en La Bañeza, León, el 28 de enero de 1925. Las primeras lecciones musicales las recibe de su padre también director de orquesta. Tras pasar por el Conservatorio madrileño y la Facultad de Filosofía y Letras recaló en Siena, Salzburgo y Viena. En 1950 fue nombrado director musical del Coro de Cámara de Radio Nacional de España, y siete años después del Teatro de la Zarzuela, tras dirigir Doña Francisquita en su reinauguración para lo que contó con un reparto excepcional encabezado por Alfredo Kraus y dirigido escénicamente por José Tamayo. En 1960 se responsabilizó de la Filarmónica de Madrid antes de incorporarse a la Orquesta de RTVE. Cuando abandonó esta se hizo cargo de la Sinfónica de Puerto Rico y del Festival Casals. Odón Alonso también dirigió las restantes orquestas españolas y otras de Austria, Italia, Francia, Portugal y en diversos países americanos. Fue titular de la cátedra de ópera y oratorio de la Escuela superior de Canto de Madrid. Entre los méritos recibidos destacan la medalla de honor de la SGAE, el título de Officer de L’Odre des Arts et des Letres francesas, hijo adoptivo de Puerto Rico, la Orden de Cisneros, la encomienda de número de Isabel la Católica, medalla de oro de Unicef y la medalla al mérito artístico y cultural de la Universidad Complutense de Madrid. En 1976 la revista Records World le nombró el mejor director español del año.

Otoño Musical Soriano

En mayo de 1999 se anunció la presencia de Odón Alonso como director musical en la representación de Las golondrinas en el Teatro Real pero tuvo que ser sustituido por Manuel Galduf. Fue el primer gran aviso de retirada de los escenarios que compensó con una activa presencia en Soria donde dirigió el Otoño Musical Soriano. En reconocimiento el auditorio de la ciudad tomó su nombre. Odón Alonso murió en la madrugada de hoy en Madrid. La capilla ardiente se instalará en Soria donde será enterrado por propia voluntad.

ALBERTO GONZÁLEZ LAPUENTE

Abc, 21 de febrero de 2011